Esto es lo que significan tus lecturas de presión sanguínea

Si alguna vez has ido a ver un doctor, entonces te habrán tomado tu presión sanguínea, usualmente por una enfermera antes que empiece tu cita. Puede que tengas que retirar la estorbosa manga de tu brazo y sentarte con tus piernas sin cruzar frente a ti. El profesional de la salud entonces pone una esposa alrededor de la parte superior de tu brazo y la infla. Mientras la esposa se desinfla lentamente, él o ella escucharán tu pulso con un estetoscopio mientras ve el medidor en la esposa que mide la presión dentro de tus venas en una escala llamada milímetros de mercurio (mmHg). Algunos dispositivos de medición de la presión sanguínea para el hogar y aquellos en las farmacias usan los mismos principios básicos para medir la presión sanguínea.

Al terminar, se te dará la lectura de tu presión sanguínea como dos números, por ejemplo 120/70 mm Hg (se lee: 120 sobre 70 milímetros de mercurio). Para entender lo que significa tu lectura de presión sanguínea, necesitas saber algo de anatomía, la diferencia entre los dos números y también que lecturas serian consideradas bajas, normales o altas.

¿Qué qué? Entendiendo los Números Sistólicos y Diastólicos

Cuando tu corazón late, empuja la sangre a través de tus arterias y venas, entregando oxígeno y nutrientes que necesitan tus células del cuerpo para funcionar. Respectivamente, los números sistólicos y diastólicos registran la cantidad de presión que tu sangre aplica en las paredes de tus arterias cuando el corazón bombea y cuando se relaja entre latidos.

  • El Número Superior: Presión Sistólica, medida en el latido del corazón
  • El Número Inferior: Presión Diastólica, medida entre latidos

Con la edad, la presión sistólica de una persona se incrementará constantemente debido a la acumulación a largo plazo de placa, las arterias grandes que empiezan a endurecerse y la frecuencia que se incrementa de enfermedades cardiovasculares relacionadas con la edad. Un alto número sistólico es usualmente considerado más serio que un número diastólico alto. Ambos, sin embargo, pueden ser serios y deberían ser atendidos. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, “el riesgo de muerte por enfermedad isquémica del corazón y ataque se duplica con cada incremento de 20 mm Hg sistólicos o 10 mm Hg diastólicos entre la gente de 40 a 89 años.”

¿Cómo se compara tu medición?

Por su cuenta, la lectura de la presión sanguínea no significa mucho. Para entender cómo se relaciona con tu salud y si tienes presión baja, normal o alta (hipertensión), debes comparar tu lectura con una tabla. La Asociación Americana del Corazón reconoce las siguientes cuatro categorías de presión sanguínea:

  1. Normal – Menos de 120/80 mm Hg
  2. Elevada – 120 a 129 mm Hg sistólica y bajo 80 diastólica
  3. Hipertensión Etapa 1 – 130 a 139 mm Hg sistólica o 80 a 89 mm Hg diastólica
  4. Hipertensión Etapa 2 – 140/90 mm Hg o mayor
  5. Crisis Hipertensiva (requiere atención medica) – Lecturas que exceden 180/120 mm Hg

Antes que puedas categorizar tu presión sanguínea, toma un rango de mediciones, usando un dispositivo en casa para medir la presión sanguínea a diferentes horas del día, después de diferentes niveles de actividad y antes y después de alimentos. Ahora que entiendes lo que significan las lecturas de presión sanguínea, habla con tu doctor sobre los pasos que puedes tomar para bajar tu presión sanguínea y prevenir futuros problemas del corazón.

Leave a Reply

  Subscribe  
Notify of